Tribet

Ay, Drew: Brees, bajo la lupa

Jue 4 Jun, 2020 - 14:16hs
Brees reclamando interferencia de pase en la final de conferencia contra los Rams. Foto: Getty Images

Lo que pasó

No es novedad que Estados Unidos se encuentra convulsionada ante un nuevo asesinato de un ciudadano afroamericano en manos de la policía. Ante este suceso muchos referentes sociales, incluyendo personalidades del deporte, han manifestado y expresado su deseo de poder tener un país que promueva la igualdad. La NFL ha tenido una visión respecto de la discriminación, aunque no siempre ha sido exitosa en cerrar las brechas que existen al interior de la liga, y desde hace ya varios años muchos jugadores adoptaron como señal de protestas arrodillarse durante el himno nacional.

A menos de 100 días de la reanudación del deporte (si la pandemia lo permite) se espera que el reclamo de los jugadores durante el himno se expanda, y le preguntaron al mariscal de los Saints que pensaba al respecto. Brees afirmó que el “nunca va a estar de acuerdo con aquellos que le faltan el respeto a la bandera, e intentó dar contexto respecto del porqué lo siente de ese modo.

El mensaje y las reacciones

El mensaje del QB parece desafortunado en la actual coyuntura, y parece desatender que la manifestación no es una falta de respeto a la bandera, es un reclamo de justicia. Su declaración parece demostrar falta de empatía a la comunidad afroamericana, y en lugar de tomarse el tiempo para escuchar y entender, fue apresurado en manifestar lo que él, como persona blanca y privilegiada, siente. No seamos ingenuos: el pensamiento de Brees seguramente refleje al de millones de americanos y es libre de de expresarse como quiera. Nadie pretende que el mariscal se arrodille con sus compañeros si no es su deseo, pero el timing y contenido de la declaración no parecen propios del líder de una organización.

Las palabras de la cara de la franquicia de New Orleans no tardaron en tener respuesta. Muchos de los integrantes del roster salieron a diferenciarse, incluyendo a otros referentes del equipo como el WR Michael Thomas, RB Alvin Kamara o S Malcolm Jenkins. De forma poca amistosa muchos de ellos dijeron que no les importaba la opinión de Brees, e incluso Jenkins grabó un video visiblemente emocionado pidiéndole que aprenda a escuchar y a callarse la “maldita” boca (maldita es una traducción benevolente).

Pero las reacciones no se detuvieron ahí. Aaron Rodgers echó leña al fuego diciendo que el reclamo de los jugadores nunca fue, es, ni será sobre la bandera, en clara alusión a las declaraciones de su colega; Za'darius Smith, Edge de los Packers ya fijó en su calendario el partido en la semana 3 contra New Orleans con deseos de revancha; Richard Sherman, esquinero de los San Francisco 49ers, se tomaría el tiempo para recordarle que los afroamericanos también combatieron en la segunda guerra. Incluso figuras de otros deportes como Lebron James siguieron cargando las tintas, diciendo que habiendo tenido familiares que sirvieron en las fuerzas armadas americanas, jamás encontraría como irrespetuoso el reclamo frente a la violencia racial durante el himno.

Quizás lo mas preocupante para la franquicia, que pretende ganar un nuevo Super Bowl de la mano de Sean Payton y al que por lo menos era hasta ayer una de las estrellas del equipo, es que los manifestantes de Nueva Orleans comenzaron a reclamar también en contra de Brees. ¿Será el fin de un largo romance?

Un Zoom y un pedido de disculpas

El miércoles por la noche los Saints tenían preagendada una reunión de equipo de forma remota, y aunque posiblemente nunca sabremos los detalles de la conversación, lo más seguro es que la charla haya sido en tono poco amigable.

Luego de la acumulación de críticas Brees sacó este jueves un comunicado a través de Instagram pidiendo disculpas por sus declaraciones. Reconoció que debió haber escuchado más y hablado menos, que debió haber empatizado más con la comunidad, que siempre se encontrará en contra de la violencia y la discriminación, y que deberá entender cómo contribuir para que los actos de injusticia no se sigan repitiendo.

Drew ha demostrado ser un gran líder y una persona de gran influencia en el estado de Louisiana, lo que le ha valido ser el ganador del prestigioso premio Walter Payton. Admitir su error fue el paso correcto, ahora deberá volver a ganarse la confianza y el respeto del locker room de los Saints, para luego poder pensar nuevamente en el Lombardi.

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

I would like to apologize to my friends, teammates, the City of New Orleans, the black community, NFL community and anyone I hurt with my comments yesterday. In speaking with some of you, it breaks my heart to know the pain I have caused. In an attempt to talk about respect, unity, and solidarity centered around the American flag and the national anthem, I made comments that were insensitive and completely missed the mark on the issues we are facing right now as a country. They lacked awareness and any type of compassion or empathy. Instead, those words have become divisive and hurtful and have misled people into believing that somehow I am an enemy. This could not be further from the truth, and is not an accurate reflection of my heart or my character. This is where I stand: I stand with the black community in the fight against systemic racial injustice and police brutality and support the creation of real policy change that will make a difference. I condemn the years of oppression that have taken place throughout our black communities and still exists today. I acknowledge that we as Americans, including myself, have not done enough to fight for that equality or to truly understand the struggles and plight of the black community. I recognize that I am part of the solution and can be a leader for the black community in this movement. I will never know what it’s like to be a black man or raise black children in America but I will work every day to put myself in those shoes and fight for what is right. I have ALWAYS been an ally, never an enemy. I am sick about the way my comments were perceived yesterday, but I take full responsibility and accountability. I recognize that I should do less talking and more listening...and when the black community is talking about their pain, we all need to listen. For that, I am very sorry and I ask your forgiveness.

A post shared by Drew Brees (@drewbrees) on


Alejo Vidal

Alejo Vidal

Economista de carrera, escritor por pasión. A los diez años mi viejo me regaló la 13 de Dan Marino y desde entonces el aqua y naranja corre por mis venas. Después de algunas temporadas de amor/odio, el deporte se convirtió en casi una obsesión. Me encanta analizar los Xs & Os y puedo invertir fácil 20 minutos de mi día mirando una sola jugada.


Tribet