Tribet

Necesidades de cara al Draft 2021: Atlanta Falcons

12 de Abril de 2021
Arthur Smith, el nuevo entrenador. Foto: Atlanta Falcons

Entramos en el mes de abril y se acerca una de las fechas clave en el calendario de la NFL: el draft. En No Huddle vamos a analizar las necesidades primarias que tendrán cada una de las franquicias de cara al jueves 29. En este caso, Atlanta Falcons.

El 2020 fue un año turbulento para la franquicia comandada por Arthur Blank: Atlanta comenzó el año en un pozo con cinco derrotas consecutivas, el dueño tomó cartas en el asunto y despidió a Dan Quinn, HC desde 2014, y a Thomas Dimitroff, GM desde 2008. Raheem Morris intentó dar un golpe de timón, pero no fue suficiente para salvar la temporada, que terminó 4-12.

En este 2021 los Falcons tienen un nuevo GM, Terry Fontenot, y a Arthur Smith, uno de los coordinadores ofensivos más brillantes de la NFL, como flamante entrenador. Pese a haber estado activos en la agencia libre, todavía tienen algunas necesidades importantes. La buena noticia para ellos es que contarán con nueve selecciones en el draft, de modo que hay muchas maneras en las que trabajar.

La última línea necesita ayuda urgente: S

En una secundaria que fue la peor en yardas aéreas permitidas en 2020, el mayor hueco que tiene Atlanta se encuentra en la posición de safety.

Keanu Neal y Ricardo Allen se fueron a los Cowboys y Bengals, respectivamente, y Atlanta solamente consiguió a Erik Harris en la agencia libre, una movida que parece totalmente insuficiente. Es necesario que vayan por al menos un profundo en el draft, aunque posiblemente sea a partir de la segunda noche que Fontenot decida llenar el vacío en la posición. Algunas de las alternativas podrían ser Jevon Holliday (Oregon) o Andre Cisco (Syracuse).

Más armas para el juego terrestre: RB

Mike Davis, durante su paso por Carolina. El corredor es una de las nuevas adiciones de Atlanta, pero el grupo aún necesita reforzarse más. / Foto: Kirby Lee - USA TODAY Sports

Parece mentira, pero hace apenas un par de temporadas, la dupla entre Devonta Freeman y Tevin Coleman prometía ser una de las más dinámicas y efectivas de la liga. Ahora ambos ya no están, y la adición de Todd Gurley el año pasado no terminó de suplir su ausencia, de modo que se notó el desbalance entre las facetas terrestre y aérea.

Ahora que Gurley y Brian Hill son agentes libres, será tarea de Mike Davis (recientemente contratado tras un buen año como el RB1 en Carolina) y de Ito Smith el de cargar con el peso en el juego por tierra. El primero ya ha probado ser efectivo, pero aún no se sabe si Smith, quien ha tenido tiempo de juego limitado, pueda estar a la altura. No parece mala idea para los Falcons el buscar a otro corredor, aunque sea en las rondas intermedias. ¿Opciones? Travis Ettiene (Clemson) y Javonte Williams (UNC).

Secundaria, secundaria y más secundaria: CB

Atlanta no estuvo solamente vulnerable en la posición de safety. También necesitan ayuda en cuanto a cornerbacks. Aquí hay un poco más de profundidad, sumado a la adición de Fabian Moreau, proveniente de Washington. Sin embargo, dada la posibilidad casi segura de elegir a cualquier jugador que no se llame Trevor Lawrence o Justin Fields, y la proyección de al menos tres esquineros saliendo en la primera ronda (entre los que sobresalen Jaycee Horn, Patrick Surtain II y Caleb Farley), tiene sentido encontrar un jugador de impacto para que haga dupla con A.J. Terrell, quien está entrando en su segundo año en la liga.

En suma, las cosas no parecen estar fáciles para los Falcons, más sabiendo que tienen al vigente campeón del Super Bowl intacto y en su división, a los Saints intentando mantener la mayor cantidad de piezas posibles y a los Panthers con oportunidad de mejorar. Sin embargo, Fontenot y Smith no tienen que desesperarse, porque su proceso en la franquicia recién comienza. Dicho esto, tampoco pueden dormirse, de modo que un buen draft puede ponerlos rápidamente en el camino correcto.


Nicolás Pérez

Nicolás Pérez

Desde hace algunos años me podés encontrar en NFL Argentina en Twitter comentando partidos, y ahora me sumo a No Huddle para aportar mi granito de arena y ayudar a convertirlo en el medio líder en el deporte. Me volví aficionado al fútbol americano por casualidad, cuando me topé con el Super Bowl XLVI mientras hacía zapping una noche de verano. Tras aquel partido, comencé a seguir a los Patriots, a quienes les tuve simpatía porque perdieron en esa oportunidad. Pensé que era una buena opción, hasta que poco después me enteré que eran los más ganadores del momento... terminó siendo una gran decisión.


Tribet