Tribet

Power Rankings: Semana 4

Mie 7 Oct, 2020 - 14:10hs

Pasó el primer cuarto de la temporada y parece que la temporada vuela si consideramos que la off-season se hizo eterna. Al mismo tiempo, la pandemia de COVID-19 trajo el primer susto a la NFL y un partido tuvo que reprogramarse. El deseo de todos es que el resto de la temporada pueda desenvolverse sin mayores inconvenientes y podamos disfrutar del deporte que tanto nos gusta. Ahora sí, sin más preámbulos, el ranking que tanto estabas esperando:

Friendly reminder: No odiamos a tu equipo. Solo queremos hacerte enojar.

No hay como bajarlos. Los Chiefs tuvieron un partido complicadísimo frente a unos Patriots que jugaban sin Cam Newton. Patrick Mahomes tuvo la afamada suerte del campeón. Esquivó dos intercepciones, e hizo valer toda su chapa cuando más presión tenía. ¿Y qué más decir de la defensa? Excelente trabajo a lo largo de todo el partido, limitando a los Patriots a 10 puntos y consiguiendo tres intercepciones y un fumble recuperado. Kansas City es el número uno hasta que pierda.

A pesar de no tener récord perfecto, los de Harbaugh mantienen posición. Son uno de los rivales a vencer en la AFC. Baltimore cumplió con el trámite en la capital. Sin que le sobre absolutamente nada, los Ravens se llevaron la victoria frente a un rival muy limitado. Lamar no sobresalió en absoluto y aún así su producción alcanzó. Luego de soltar prácticamente dos TD frente a Chiefs, Mark Andrews se redimió atrapando otros dos para darle la victoria a Baltimore. Es importante que este equipo entienda que probablemente necesiten mucho más para ganar frente a rivales de mayor envergadura.

Green Bay ganó con autoridad. Aún sin contar con sus dos receptores principales, Aaron Rodgers lanzó para +300 yardas y tuvo cuatro pases de TD sin INT. Matt LaFleur continúa demostrando semana a semana que es uno de los candidatos a ser el head coach del año. La defensa de Falcons, si bien diezmada, no tuvo respuesta alguna para las jugadas que LaFleur eligió. Del lado defensivo, Jaire Alexander blanqueó por completo a Calvin Ridley que era el receptor favorito de su QB en las últimas semanas. Za’Darious Smith cosechó tres sacks y la defensa en general lució bastante bien. Lo decimos hace semanas: estos Packers son de verdad.

Russell Wilson sigue jugando a nivel de MVP, y a pesar de ser bien contenido por momentos por parte de la defensiva de Miami, sigue encontrando jugadas explosivas para mover rápido las cadenas y encontrar receptores dentro de la zona de anotación. Cuando Lockett no aparecía, Moore y Olsen fueron los encargados de seguir dando opciones por aire al QB. La secundaria apareció y logró contener al equipo rival a FG y sin TD hasta el final del partido donde la suerte estaba casi decidida. Si la defensa sigue mejorando esta franquicia va a llegar lejos en enero, y quizás febrero. 

Se paralizaron algunos corazones cuando tras un golpe Josh Allen tuvo que ir a los vestuarios, pero pudo regresar sin problemas y seguir demostrando que él también está jugando a nivel de MVP. Sin poder establecer el ataque terrestre, los Bills siguen descansando en Allen y su nueva arma favorita, Steffon Diggs, para mover el balón a su parecer. La defensa de este equipo sigue siendo marca registrada y garantía de confianza, conteniendo a Waller y Jacobs sin mayores dificultades.

Hoy el foco de la franquicia está en normalizar la situación lo antes posible tras el brote de COVID registrado luego del partido con los Vikings. Partido ya reagendado frente a los siempre difíciles Steelers, y ahora a la espera de recuperar la mayor cantidad de jugadores para medirse frente a otros de los contendientes de la Americana, los Buffalo Bills.

 

Victoria con autoridad para unos Saints que necesitaban recuperar el rumbo tras un inicio de 1-2. Drew Brees tuvo un partido muy bueno, aunque esta vez el crédito se lo llevó el juego terrestre, que consiguió 164 yardas y tres touchdowns. Emmanuel Sanders tuvo su mejor partido desde que llegó a Nueva Orleans, y Tre’Quan Smith capitalizó sus oportunidades limitadas, con dos anotaciones en cuatro targets. Sólida actuación de la defensa que, tras un inicio complicado, mantuvo a raya a unos Lions que nunca más pudieron recuperar la ventaja en el marcador. Ahora se vienen los Chargers, y luego la fecha libre.

 

Tom Brady está de vuelta… bueno, en realidad nunca se fue. Pero finalmente pudimos presenciar lo que la ofensiva de Tampa Bay puede hacer cuando todos están en la misma página: 38 puntos ante una defensa dura como la de los Chargers. Brady tuvo una segunda mitad perfecta, y los Bucs remontaron una desventaja de 10 puntos al medio tiempo. La defensa también se recuperó para limitar a Los Ángeles a apenas 7 puntos en el complemento. Preocupa la baja de Chris Godwin, uno de los receptores clave del equipo. Sin embargo, Brady consiguió anotaciones con cinco jugadores distintos, demostrando que puede repartir los tantos de manera eficiente. Se viene un partido contra otra defensa dura: Chicago

Pittsburgh fue uno de los “perjudicados” por el brote de COVID-19 en Tennessee y tuvieron su semana de bye temprano en la temporada. La semana de descanso resulta de vital importancia a veces, sobre todo cuando aparecen las lesiones. No es el caso de Steelers pero si perdieron el envión ganador de las primeras tres semanas. Tomlin deberá mantener enfocados a los suyos. La división no le dará respiro y todavía tienen la posibilidad de mantenerse en soledad en lo alto de la misma.

Si la derrota contra Seattle fue amarga, la del lunes contra los Chiefs lo fue aún más. No solo porque los Patriots tuvieron la victoria al alcance durante una buena parte del partido, sino también porque no pararon de cometer errores que, en última instancia, fueron capitalizados por el equipo de Andy Reid para conseguir el triunfo. La defensa dejó escapar dos intercepciones que tendrían que haber asegurado con facilidad, mientras que el ataque, con Brian Hoyer y Jarrett Stidham a la cabeza, tuvo cuatro pérdidas de pelota. No debe haber sido nada fácil de digerir para Bill Belichick, quien pregona constantemente sobre el fútbol de situación. Si Cam Newton se pierde el duelo del próximo domingo contra Denver, el HC deberá determinar con cuidado quién será el titular.

Estaba claro que las lesiones iban a impactar a este equipo, que supo disimularlas frente a dos de las peores franquicias de la liga, y unos flojos Eagles lograron superarlos en casa. Mullens no fue el pasador eficiente que vimos en otras oportunidades y tiró dos INT. Fue sustituido por Beathard que tiró un pase desesperado en el último segundo en busca de la victoria que fue incompleto. Kittle volvió encendido, y el resto de la franquicia espera que aquellos que vuelvan de sus lesiones lo hagan del mismo modo.

Contundente victoria a domicilio por parte de los Browns. Aún ante la lesión de Nick Chubb y la “limitada” producción de Kareem Hunt, corrieron para más de 300 yardas ante una diezmada defensiva de los Cowboys. Odell Beckham Jr. lució todo su talento atrapando dos pases de TD (uno de Jarvis Landry) y corriendo para otro. Si bien la defensa permitió 38 puntos y una eventual remontada que generó cierto temor, también tuvo tres robos de balón (dos fumbles y una intercepción). Myles Garrett vale cada centavo de su contrato: tercera semana consecutiva con una strip-sack y suma cinco sacks en la temporada. En una división tan cerrada, estos triunfos serán vitales a final de temporada.

Victoria mucho más sufrida de lo que a priori se imaginaba frente a los Giants. El ataque estuvo deslucido con un Jared Goff eficiente pero que no logró jugadas explosivas, y donde el único pase de anotación fue por parte de Kupp que corrió 42 yardas luego de la recepción por el medio. La defensa sufrió más de la cuenta con un AD99 deslucido, un Ramsey que sigue encendido, y una INT sobre el final para cerrar el partido. Ahora sigue un tramo de calendario no tan desafiante, y deberán construir sobre esta victoria para seguir peleando en la división.

A pesar de traer a Phillip Rivers la defensa de esta franquicia empieza a consolidarse como el punto fuerte. Cerraron el ataque por tierra y nunca dejaron trabajar con comodidad a un Nick Foles que tomaba por primera vez la titularidad en los Bears, y que sólo pudo encontrar en algunas ocasiones a Robinson. En ataque no se ve nada especial, pero son lo suficientemente efectivos para administrar el partido y hacer correr el reloj cuando están arriba en el marcador. Es difícil postularlos como candidatos, pero ya son 3 victorias al hilo.

Otra dolorosa derrota para los Cowboys. Es la tercera semana consecutiva en la que la defensiva permite al menos 38 puntos. Estadística devastadora para un equipo que pretende ser contendiente. ¿Será hora de que Jerry Jones se decida a contratar a Earl Thomas? La ofensiva, por su parte, tuvo tres entregas de balón por segunda semana consecutiva. Dak Prescott está jugando a un altísimo nivel pero en las cuatro semanas que lleva la temporada, prácticamente lo hizo siempre de atrás en el marcador. Así y todo, están medio partido por detrás del líder de la división.

Fea derrota para los Cards. Kyler Murray estuvo incómodo. Si bien completó el 77% de sus envíos y tuvo tres pases de anotación, ninguno de sus receptores superó las 45 yardas por aire. Estadística llamativa teniendo en cuenta el talento con el que cuenta a su alrededor. Por tierra, Murray fue el mejor en ese departamento pero sólo por un largo acarreo en una jugada rota. La defensiva lució verdaderamente mal. No pudieron ejercer suficiente presión sobre Teddy Bridgewater y permitieron que Mike Davis corra casi a placer. En otra división que no da respiro, Arizona deberá recomponerse pronto.

¡Sorpresa en la bahía! Victoria de oro para el equipo de Doug Pederson, pese a estar plagado de lesiones. Carson Wentz se sobrepuso a la intercepción de la primera mitad, tuvo conversiones importantes en momentos cruciales, y anotó un touchdown por aire y otro por tierra. Sin embargo, la defensa, que no pudo detener en ningún momento a George Kittle, sí consiguió limitar al ataque de Kyle Shanahan a 14 puntos durante un buen trecho del partido, antes de que Alex Singleton se vistiera de héroe y consiguiera un pick-six para prácticamente sellar el partido. Así, y de manera inesperada, Philadelphia consigue su primer éxito de la temporada y se afirma, por ahora, como el menos malo entre los malos de una división horrible.

Los Vikings lograron la primera victoria de la temporada que resulta fundamental teniendo en cuenta lo mal que habían jugado las primeras tres semanas. Además, el mérito es doble considerando la tormentosa semana que tuvo la franquicia por el brote de COVID-19 en Titans, rival que enfrentó la semana pasada. Por fortuna, todos los tests realizados volvieron negativos y pudieron jugar. Desde el punto de vista deportivo, recuperaron su identidad y establecieron el juego por tierra con Dalvin Cook que estuvo intratable. Kirk Cousins se mostró afilado con su puntería y permitió que Adam Thielen y el novato Justin Jefferson tuvieran grandes actuaciones. La defensiva aún tiene mucho por mejorar.

Se terminó la luna de miel en Chicago. Luego de tres semanas invictos, los Bears lucieron realmente mal frente a la mejor defensiva de la NFL. Nick Foles tuvo una actuación bastante discreta y nos hace pensar que el problema quizás no sea sólo Mitchell Trubisky, sino la carencia de talento en esa ofensiva que produjo sólo 28 yardas por tierra. El inicio del calendario parece haber sido beneficioso para Nagy y los suyos. En el primer encuentro ante un rival con récord ganador sucumbieron y dejaron una muy mala impresión. ¿Será que Trubisky debía tomar el primer snap para que Foles ingrese como “suplente”?

Justin Herbert está demostrando todas sus cualidades, y casi se lleva una gran victoria ante un equipo que viene caliente. Sin embargo, la suerte quedó sellada para Tampa Bay con una intercepción que sentenció el partido en los últimos minutos. Durísima baja la de Austin Ekeler, aunque los Chargers podrán recuperar algo de su producción con un corredor capaz como Joshua Kelley. Sin embargo, la defensa claudicó por completo en la segunda mitad. Tras permitir 14 puntos antes del medio tiempo, los Bucs respondieron con 24 más en el complemento. El equipo de Anthony Lynn sigue teniendo problemas con los partidos cerrados, y esa puede ser la diferencia entre clasificar a playoffs o quedarse afuera.

La franquicia de Las Vegas suma dos derrotas en fila. La ofensiva por momentos parece prometedora pero cometen demasiados errores. Son el equipo con peor diferencial de entregas de balón en el cuarto cuarto con -4. La defensiva permite demasiadas jugadas grandes y las lesiones parecen afectar la producción. Derek Carr por momentos tiene flashes que invitan a confiar en él y luego se mete en problemas que ponen a la ofensiva en pésima posición. Los Raiders necesitan mayor consistencia por parte de su QB si pretenden llegar a postemporada.

Segundo triunfo al hilo para los dirigidos de Matt Rhule, gracias a una brillante actuación de la defensa, que limitó a Arizona a apenas siete puntos durante casi 45 minutos de juego. En ataque, sólida performance para Teddy Bridgewater, quien consiguió 300 yardas combinadas, dos touchdowns por aire y otro por tierra. Mike Davis está demostrando que, una vez que se consume la vuelta de Christian McCaffrey, se puede generar un backfield interesante y potencialmente devastador. Y Robby Anderson ya ha tomado por asalto el puesto de WR1. En la siguiente semana, les viene un rival que, a priori, no presenta muchas complicaciones: Atlanta.

Si en la previa decían que iba a haber una diferencia de dos puntos en el último cuarto pocos lo hubieran creído. La defensa contuvo todo lo que pudo a Russel Wilson pero cedió jugadas explosivas en momentos clave que comenzaron a inclinar la balanza. Fitzpatrick está en el momento bajo de la montaña rusa que suele brindar en todas sus temporadas y no pudo anotar en zona roja a excepción de cuando quedaban 2 minutos en el reloj. Miami está 1-3 pero perdió con 3 de los mejores, deberá aprender a cerrar los partidos en momentos clave, sobre todo cuando juega de local.

Primera victoria de la temporada, sufrida por cierto. Denver fue de visita a New York con muchas lesiones y un cambio de QB. Brett Rypien tuvo una actuación con altibajos pero cumplió en su presentación. Jerry Jeudy tuvo su primer TD en una digna jugada “mossed” y Melvin Gordon corrió muy bien el balón. Bradley Chubb se hizo presente y obtuvo 2,5 sacks. La defensiva necesitaba con urgencia su aparición ante la ausencia de sus principales figuras. Los Jets son el peor equipo de la liga por lo cual los Broncos deberán mejorar drásticamente si quieren ganar más partidos en esta temporada. Drew Lock está cerca del regreso y Vic Fangio respira.

Enorme victoria de los Bengals. No tanto por el rival, sino por la manera en la que la consiguieron. Joe Mixon estuvo imparable y Joey Burrow se convirtió en el primer QB novato en tener tres juegos de al menos 300 yardas. Esta vez le alcanzó para la victoria. La línea ofensiva permitió sólo una captura y de esta manera Burrow pudo lanzar más cómodo. Tyler Boyd está jugando a un gran nivel y la aparición de Tee Higgins es prometedora. También es cierto que los Jaguars son un rival bastante débil y Cincinnati deberá mantener este alto nivel considerando que deben visitar Baltimore la próxima semana.

Una franquicia que está totalmente perdida, será el equipo que más pague a sus jugadores esta temporada, no tiene selecciones de primera ni segunda ronda en 2021 y aún así comenzaron 0-4, perdiendo ante unos Vikings que comenzaron 0-3. Echaron a Bill O’Brian, aunque esta decisión debió haber ocurrido antes, o más tarde en la temporada. La defensa no tuvo ningún tipo de respuesta, y en ataque este equipo es Watson dependiente. El entrenador nuevo quizás dé una inyección de ánimo en una temporada que parece perdida.

Otra semana más, y otra derrota para Atlanta, esta vez ante un Green Bay con varias bajas importantes. Al ataque le costó horrores poder avanzar y sumar puntos: 13 de los 16 que marcaron vinieron en la segunda mitad, con el partido firmemente en control de los Packers. La defensa no pudo hacer nada frente a un Aaron Rodgers absolutamente inspirado y casi perfecto; además la unidad, que es el punto flojo del equipo, sufrió otro golpe con la baja de Damontae Kazee que se perderá el resto de la temporada. Por el momento, la salida no parece estar aún al alcance para los Falcons, que están demorando innecesariamente una decisión crucial en torno al futuro del HC, Dan Quinn.

Los Lions vuelven a perder en un partido increíble, y no porque no se diera la lógica del resultado final, sino porque cedieron 35 puntos de forma consecutiva, luego de ceder 31 frente a los Packers, ¡hace 2 semanas! Ningún equipo que quiera ser competitivo puede tener esos baches durante un partido y aspirar a ganarlos. La defensa por tierra es decididamente pobre y Mathew Stafford pierde ritmo en muchos tramos. El HC Patricia está en la silla caliente y su futuro parece cada vez más decidido.

Luego de dos grandes partidos divisionales algunos comenzaron a fantasear con un equipo competitivo de Jaguars de la mano de Minshew. Esa retórica se empieza a desinflar en la medida que ya perdieron con Dolphins y Bengals, dos de la franquicias en plena etapa de reconstrucción. El ataque carburó lo suficientemente bien, pero la defensa no tuvo respuestas para un Mixon que tuvo más de 180 yardas desde la línea de scrimmage y Burrow que logró más de 300 por aire.

Derrota totalmente esperable para los dirigidos por Ron Rivera. Baltimore simplemente fue demasiado para la defensa de Washington, quien permitió 144 yardas y dos anotaciones por tierra, y 31 puntos en total. En el lado ofensivo, Antonio Gibson solidificó su posición como el RB1 del equipo, y Dwayne Haskins pudo tener un partido sin pérdidas de pelota. Sin embargo, apenas tuvo un touchdown terrestre, y su actuación fue discreta. El mariscal sabe que si no mejora, Kyle Allen está ahí para reemplazarlo. El equipo de la capital se mantiene a la espera de una segunda victoria que, de momento, le resulta esquiva.

¡Wow! Brillante partido de la defensa de los Giants, que limitó a los Rams a 10 puntos durante más de 50 minutos, antes de terminar cediendo un touchdown en una jugada grande para Cooper Kupp. En ataque, Devonta Freeman cada vez se integra mejor al sistema de juego. Sin embargo, Daniel Jones continúa con sus problemas para mover la pelota de manera efectiva, a la vez que todavía sigue con dificultades para evitar regalar la pelota a los rivales. Así se hace imposible ganar partidos.

Es fácil endilgar el mal momento de la franquicia al entrenador Adam Gase, que tiene una buena cuota de responsabilidad, pero este equipo es muy pobre desde su roster, y eso tiene que ver con decisiones dirigenciales. Los Jets parecen un equipo totalmente desmoralizado en ataque y en defensa, un equipo sin disciplina que por momentos se gana a sí mismo con la cantidad de faltas cometidas, y con un QB que cada vez parece menos a la cara de una franquicia ganadora. Equipo que parece destinado a competir por el primer pick del draft de 2021.


Iván Lerro

Iván Lerro

Redactor y columnista. De Rosario, Argentina. Miro NFL desde el 2012, heredado por mi viejo. Amante de las ofensivas explosivas. Siendo Cowboy, no paro de renegar pero disfruto muchísimo este deporte. Lo vi en persona, y aseguro que lo disfrutas el doble. Me fascina no solo la liga en sí misma, sino todo lo que la rodea. Al día de hoy sigo tratando de convencer a mis amigos de que miren NFL.


Nicolás Pérez

Nicolás Pérez

Desde hace algunos años me podés encontrar en NFL Argentina en Twitter comentando partidos, y ahora me sumo a No Huddle para aportar mi granito de arena y ayudar a convertirlo en el medio líder en el deporte. Me volví aficionado al fútbol americano por casualidad, cuando me topé con el Super Bowl XLVI mientras hacía zapping una noche de verano. Tras aquel partido, comencé a seguir a los Patriots, a quienes les tuve simpatía porque perdieron en esa oportunidad. Pensé que era una buena opción, hasta que poco después me enteré que eran los más ganadores del momento... terminó siendo una gran decisión.


Alejo Vidal

Alejo Vidal

Economista de carrera, escritor por pasión. A los diez años mi viejo me regaló la 13 de Dan Marino y desde entonces el aqua y naranja corre por mis venas. Después de algunas temporadas de amor/odio, el deporte se convirtió en casi una obsesión. Me encanta analizar los Xs & Os y puedo invertir fácil 20 minutos de mi día mirando una sola jugada.


Cristian Saban

Cristian Saban

Cruzo el charco digitalmente hablando. Español, de Cádiz. Informático y diseñador gráfico autodidacta. De los Bears, no sé aún por qué. Ilusionando y agradecido de pertenecer a la familia de No Huddle.


Tribet