Tribet

Power Rankings: Semana 16

Vie 1 Ene, 2021 - 15:46hs

Resta solo una semana para terminar la temporada regular y parece no haber nada definido en ninguna de las dos conferencias. Los resultados de este último fin de semana dejaron más dudas que certezas y la competencia por los playoffs está más caliente que nunca.

Friendly Reminder: No odiamos a tu equipo. Solo queremos hacerte enojar.

Otra victoria bien apretada para los Chiefs, que se vieron beneficiados por el gol de campo errado por Younghoe Koo en la penúltima jugada del partido para intentar empatar el marcador. Sorpresivamente, la defensa le permitió tener un partido muy bueno a Matt Ryan, más allá de que el ataque de Atlanta solo pudiera anotar 14 puntos. Patrick Mahomes (24/44, 278, dos touchdowns e intercepción) volvió a tener una actuación que podría calificarse entre regular y mediocre, pero hizo las jugadas necesarias en los momentos clave y consiguió la décima remontada del año para su equipo. Travis Kelce (siete recepciones, 98 yardas, touchdown) rompió el récord de George Kittle de yardas en una temporada y empató a Tony González en el récord de franquicia de touchdowns en una campaña. Kansas City ya tiene asegurada la fecha de descanso y la localía en playoffs, y ya Andy Reid decidió que Mahomes no juegue en el último partido contra los Chargers.

Si hay un equipo que sabe aprovechar la localía en el crudo invierno de diciembre y enero, son los Packers. ¡Y vaya si es crudo en Green Bay! El último SNF se jugó en plena nevada y le dió un condimento especial a la victoria de los de LaFleur. La fórmula fue sencilla: correr y golpear. El RB novato, AJ Dillon, fue la estrella de la noche con 124 yardas terrestres y otros dos TD por la misma vía. Si hay algo que las defensivas rivales no quieren enfrentar en semejante clima, es un RB del tamaño del novato. La defensiva de Tennessee no encontró respuesta en ningún momento y su protagonismo le permitió tener a Aaron Rodgers, matchups favorables en los laterales. Tal es así que a pesar de la nieve, lanzó para 231 yardas y cuatro TD. De ganar el domingo frente a Bears, los Packers aseguran semana de descanso y recibir los playoffs en casa, algo que ningún rival en esa conferencia quiere que ocurra.

Hace 20 años que los Bills no le ganaban ambos partidos a los Pats en una temporada. Esta es la franquicia que más debe haber sufrido a Brady en los últimos años, y se está aprovechando de su salida y del gran nivel que está demostrando Josh Allen que parece haber encontrado en Diggs a su media naranja. La franquicia de Buffalo llega posiblemente en su mejor momento a la semana 17, donde deberá decidir si poner de arranque a sus titulares o no frente a los Dolphins, para intentar asegurarse el sembrado número dos y así evitar a los Chiefs hasta el final de la americana.

Los Seahawks lograron confirmar el título divisional y se aseguran el primer partido de playoff de local. El año comenzaría con una ofensiva explosiva que conseguía largas jugadas con Russel Wilson moviéndose detrás de la bolsa y con pases de más de 30 yardas para Lockett o Metkalf, y una defensiva que no conseguía poner presión en mariscales rivales con una secundaria demasiado permeable. 16 semanas después vemos una ofensiva que tiene dificultades para sostener los drives y en constante situación de tercero y medio o tercero y largo, pero una línea defensiva que consigue capturas, y una secundaria más afirmada. La identidad del equipo pareciera haber cambiado, sobre todo desde la llegada de Adams, en algo que se parece más a los viejos Seahawks. Dicen que las defensas ganan campeonatos, por lo que tal vez no sea una mala noticia.

El triunfo de los Saints sobre Minnesota puede resumirse en dos palabras: Alvin Kamara. Sublime performance del corredor, quien tuvo 172 yardas combinadas  y empató un histórico récord con seis touchdowns terrestres. Ese caudal de puntos implicó que no importara tanto el que los Vikings pudieran anotar 33 puntos. Sin embargo, no deja de llamar la atención que Drew Brees (19/26, 311 yardas y dos intercepciones) no pudiera tener anotaciones contra una defensa que recibió 52 puntos. El equipo de Sean Payton se mantiene como el segundo sembrado en la Nacional, y ahora le tocará visitar a los Panthers en su último juego de la temporada regular.

Si algo necesitaban estos Steelers, era un partido como el que ganaron este último domingo. La remontada estando abajo por 17 puntos era algo que probablemente nadie esperaba de este equipo por lo mal que venía jugando las últimas semanas y, dado el calibre y lo que estaba en juego para su rival, la situación era aun más compleja. Sin embargo, con una gran actuación de Big Ben y de la propia defensiva, lograron llevarse el encuentro y aseguraron el campeonato de la división. Claro está que con los playoffs a tan solo dos semanas y jugando potencialmente contra alguno de sus rivales divisionales (Baltimore o Browns), seguramente necesiten jugar mejor de principio a fin. No todos los rivales le darán segundas oportunidades.

Debe haber sido uno de los pocos partidos donde los Titans fueron dominados tan claramente, y duele la derrota porque significa que la temporada sigue en riesgo. La visita a la nieve de Green Bay terminó siendo poco grata para Vrabel y compañía, ya que desde un comienzo se encontraron abajo en el marcador por más de una anotación y forzó la mano a Tanehill, quien no pudo completar un buen partido. Las chances para lo que viene siguen siendo buenas, pero Houston hará todo lo posible para aguarle la fiesta a Tanehill y Derrick Henry.

El equipo de Baltimore luce cada vez mejor y es otro equipo que controla su propio destino. Ganando se asegura un lugar en los playoffs como comodín. Lamar Jackson tuvo una jornada tranquila por aire pero muy activa por tierra. El último MVP generó 80 yardas por esta vía y le trajo continuos dolores de cabeza a la defensiva rival. La defensa ha levantado considerablemente su nivel en las últimas semanas y son una pesadilla para cualquier QB que les toque enfrentar. Con los Chiefs habiendo asegurado la semana de descanso, los Ravens parten como candidatos a pelearles la conferencia junto con Bills. Las piezas están, es cuestión de que continúen con el nivel mostrado estas últimas tres semanas.

Contundente victoria para Tampa Bay, que finalmente clasifica a playoffs después de 13 años de ausencia. Tom Brady (22/27, 348 yardas y cuatro touchdowns) solamente necesitó de una mitad para tener un passer rating perfecto, y en la segunda mitad Blaine Gabbert (9/15, 143 yardas y dos touchdowns) también decidió hacerse presente con más puntos. En total, el ataque obtuvo 47 puntos y 588 yardas sobre unos Lions que perdieron a Matthew Stafford por lesión en el primer cuarto y jugaron en total con tres mariscales, lo que simplificó enormemente el trabajo de la defensa (que permitió apenas siete puntos y cosechó cuatro capturas, un fumble y una intercepción). Los Bucs ahora se medirán frente a los Falcons antes de pensar en la postemporada.

Milagro en Las Vegas, con menos de 20 segundos en el reloj y sin tiempos fuera Fitzmagic consiguió casi 50 yardas para el gol de campo ganador. 10 victorias en lo que va de la temporada y posiblemente la mejor defensa de la liga, nada mal para un equipo que está en transición, pero es la ofensiva la que sigue generando signos de interrogante. Tua tuvo un partido parecido al de Denver, donde no pudo soltar el brazo y fue capturado múltiples veces, y al igual que con los Broncos, Fitzpatrick tuvo que entrar para darle una chispa al equipo. Se viene la visita a los Bills para intentar conseguir el boleto a la postemporada.

Hace unas semanas, precisamente en la séptima, les decíamos que Browns se había llevado un partido que años anteriores, hubiese perdido. Lo ocurrido ante Jets, volvió a mostrar esta vieja cara de este equipo y que de seguro nadie extraña en la ciudad de Cleveland. No es un detalle menor que por un caso positivo de COVID-19 entre sus WRs, Baker Mayfield no contó con sus principales armas y sin dudas fue factor en el partido. Por fortuna, los de Stefanski aún controlan su propio destino y de ganar el próximo domingo frente a Steelers, se clasificarán a playoffs. Incluso recibieron la buena noticia de que Big Ben no jugará ese partido.

Los Colts se quedaron sin energías para salir en la segunda mitad donde la defensa y el ataque fueron borrados. Hoy los Colts están en octavo lugar mirando desde afuera sus chances de ingresar a play-off, lo que los obliga a ganar en la última semana frente a los Jaguars, con quienes perdieron en la primera fecha. Por el otro lado, si se dan algunos resultados podrían quedar como líderes de la AFC Sur, por lo que está todo en juego en esta última semana. Nota para Frank Reich, si estás corriendo bien el balón en la primera mitad, no pongas el partido en las manos de Phillip Rivers.

Nueva derrota de Rams que deberán ganar frente a Cardinals para asegurar su clasificación, o dependerán de otros resultados. Más allá de que los Rams conservan buenas probabilidades de clasificar a play-off, preocupa el nivel del equipo, al que le está costando implementar la ofensiva rápida y eficiente que lo caracteriza, y no puede sumar los puntos mínimos para compensar unas actuaciones defensivas que no son malas, pero que tampoco están cerca de ser elite. A todo esto se suma la lesión en el pulgar a Goff que no sabemos si le permitirá o no jugar la próxima semana, una pieza fundamental para la estrategia de McVay en el corto y mediano plazo. La buena noticia, Kyler Murray podría no jugar para los Cards.

Tantas veces los hemos criticado que hoy merecen un sincero reconocimiento. El triunfo del último domingo fue aplastante, como debía ser ante un rival como Jacksonville. Los de Chicago están jugando el mejor football de toda la temporada justo cuando más lo necesitan. Con tres victorias seguidas y algunos resultados ocurridos a lo largo de la NFC, en este momento están dentro de los playoffs. Aún así su presencia no es segura dado que necesitan ganar frente a Packers el próximo domingo para asegurarlo. Mitchell Trubisky está haciendo todo a su alcance para ganarse una nueva chance en esta liga y dada la poca idoneidad de la gerencia de Chicago, no nos extrañaría que los mismos Bears le den esta oportunidad.

Una derrota que llega en mal momento y es sumamente costosa para este equipo de Arizona. No solo fue ante un rival divisional que venía de capa caída, sino que dejó un saldo más que negativo. Dejaron pasar la chance de pasar a Rams en la tabla y como si todo esto fuera poco, Kyler Murray terminó el partido golpeado y es duda para el juego frente al equipo de Los Ángeles el próximo domingo. Duelo que definirá quién de los dos clasifica a playoffs. Kingsbury tiene su trabajo asegurado la próxima temporada pero la gerencia presionará con justa razón a su HC en busca de resultados inmediatos. Por fortuna (¿o no?) para los Cards, Jared Goff fue operado de su pulgar y probablemente sea baja en la final divisional del domingo.

La montaña rusa de emociones fue nuevamente protagonista en el Allegiant Stadium. Los Raiders volvieron a administrar pésimamente el reloj y perdieron nuevamente sobre el final del encuentro. La derrota los dejó fuera de playoffs y no deja de ser justo después de las malas actuaciones de las últimas semanas. Este equipo deberá madurar si quiere ser protagonista las próximas temporadas. Tienen mucho talento para explotar. Su HC deberá asumir la responsabilidad de no cumplir con las aspiraciones que tenían hasta hace apenas cuatro semanas. En Las Vegas, deberán barajar y dar de nuevo.

Desde el power ranking es imposible no preguntarse dónde estaría SanFran si no fuera por las lesiones. Volvió Kittle y tuvo 92 yardas para liderar en recepciones el equipo, que se dio el gusto de ganar frente a un rival divisional y dejarlo más lejos en la pelea por los play-off. Beathard tuvo un partido regular en el que completó tres TD, y estuvo fuertemente apoyado en el ataque terrestre, ya que Jeff Wilson corrió para 180 yardas. Vienen algunas decisiones importantes esta temporada baja en la bahía que intentará reagrupar fuerzas y volver en 2021 listo para competir.

El hecho de que el partido que protagonizaron los Vikings se haya disputado en un día que la gente habitualmente está celebrando, no nos hará olvidar la pésima actuación que tuvo el equipo de Mike Zimmer. En una jornada caracterizada por los regalos, los de Minnesota no quisieron ser menos y permitieron 263 yardas por tierra y otras 311 por aire. Si bien la ofensiva convirtió 33 puntos frente a una dura defensiva, es esta última unidad de Vikings la que tiene serios problemas. Incluso el mismo HC se refirió de manera muy dura y es un mensaje fuerte de cara a la próxima temporada. Minnesota quedó fuera de los playoffs pero este es el menor de sus problemas.

Washington debe estar lamentándose de no haber podido ganar un partido relativamente accesible contra Carolina. Y eso se debe en gran medida a Dwayne Haskins (14/28, 154 yardas, tres turnovers), quien volvió a tener otro juego horrible. Rivera finalmente perdió la paciencia y decidió cortar a Haskins, quien también se hallaba en medio de un escándalo de indisciplina. El equipo extrañó a Terry McLaurin, pero pudo recuperar a Antonio Gibson, quien no tuvo malos números tras volver de una lesión. El equipo sin nombre todavía controla su destino en la división, y le basta únicamente con ganarle a los Eagles para coronarse como campeón. La única incógnita es saber si Alex Smith podrá volver para el final de la temporada, o si será Taylor Heinicke quien tenga la responsabilidad de liderar al equipo.

Tercer victoria consecutiva y con el sueño de playoffs cada vez más latente. Si hace tres semanas nos preguntábamos quién se llevaría la división este de la NFC, los Cowboys ni siquiera estaban en la discusión. Lo cierto es que es el único que levantó el nivel estas semanas y con la victoria frente a los Eagles y la derrota de Washington frente a Carolina, mantiene vivo el sueño de llevarse la división. La ofensiva tuvo un enorme partido y el trío de WRs demostró de lo que es capaz. La defensa empezó mal y luego de realizar los ajustes, fue una pesadilla para Pederson y Hurts. Los Cowboys deben ganar frente a Giants el próximo domingo y esperar a que Philadelphia haga lo propio en el SNF, frente al equipo de la capital. De no clasificar a playoffs, habrá reproches y justos por cierto, pero este cierre de temporada deja otra sensación de cara a la próxima temporada.

A esta altura del año, tanto Bill Belichick como los hinchas de los Patriots deben estar agradecidos porque la temporada se está terminando. El equipo sufrió una paliza histórica frente a unos Bills que los barrieron por primera vez en mucho tiempo. La defensa se vio totalmente sobrepasada por una ofensiva de Buffalo que hizo absolutamente lo que quiso. Cam Newton volvió a ser desastroso en ataque, más allá de que empató la marca de touchdowns terrestres de Steve Grogan, y fue reemplazado a mitad del tercer cuarto. A New England le queda encarar un último juego contra los Jets antes de empezar a planificar la temporada de 2021, en donde se deberán tomar muchas decisiones en función de los resultados de este año que se va.

Tercer triunfo al hilo, esta vez contra unos Broncos que no amenazaron mucho. El partido, no obstante, resultó un duelo defensivo y de pocos puntos. La diferencia la hizo nuevamente Justin Herbert (21/33, 253 yardas, touchdown) que, sin tener números espectaculares, fue sólido y efectivo al liderar al ataque. Herbert rompió el récord de pases de touchdown como novato, y la defensa consiguió dejar a Drew Lock sin touchdowns y con dos intercepciones. También hay que mencionar el gran partido de Michael Badgley, quien acertó cuatro goles de campo (incluyendo el de la victoria) y un punto extra. Uno se pregunta cómo habría resultado esta temporada con un HC distinto. Bueno, puede que el desenlace en lo que respecta a Anthony Lynn no tarde en llegar. Por lo pronto, los Chargers visitarán a los Chiefs en su último compromiso.

Buena victoria de los Panthers frente a un rival duro como Washington. El juego en realidad fue más holgado de lo que indica el marcador final: Carolina llegó a estar arriba 20-3 al medio tiempo, y Washington sólo pudo anotar un gol de campo en el tercer cuarto antes de, finalmente, sumar su único touchdown de la jornada cuando ya casi no había tiempo en el partido. En ataque, sobresalió la figura de Curtis Samuel (12 toques, 158 yardas combinadas) quien, por aire o por tierra, consiguió más de la mitad de las yardas de los Panthers. La defensa hizo un gran trabajo al generar tres capturas y cuatro turnovers (dos fumbles y dos intercepciones). Matt Rhule cerrará su primera temporada como HC del equipo con un duelo ante los Saints.

Derrota previsible ante unos Ravens que necesitaban la victoria para mantenerse con chances de clasificar a playoffs. Daniel Jones (24/41, 252 yardas, touchdown) tuvo un rendimiento aceptable, pero el juego terrestre nunca pudo despegar. Tampoco ayudó que Lamar Jackson esté jugando a un nivel altísimo y que el juego terrestre de Baltimore haya acumulado 249 yardas y una anotación. Con todo, los Giants todavía tienen chances de ganar la división. Para ello, deberán ganarle a Dallas en el último juego y esperar que Philadelphia les dé una mano venciendo a Washington.

Lo que ocurre en Denver es cuanto menos preocupante. El equipo tarda en entrar en partido y comete muchos errores al comienzo del encuentro. Drew Lock está cada vez más lejos de ser la respuesta en la posición de QB y a medida que Denver avanza en las posiciones para seleccionar en el próximo draft, John Elway deberá plantearse la posibilidad de seleccionar otro jugador en su posición con la primera selección de su equipo. Hubo reportes en las últimas semanas de que Vic Fangio mantendría su cargo, a pesar de esta temporada plagada de errores. Es una buena decisión pero la ventana de éxito es cada vez más pequeña y deberán acertar con cada movimiento que realicen en la temporada baja si tanto él como Elway, quieren mantener su trabajo a fines de 2021.

Nueva y contundente derrota para los Lions que parece indicar que en una temporada baja este equipo no se soluciona. No sólo Tom Brady hizo lo que quiso durante el tiempo que estuvo en cancha, sino que su reemplazo Gabbert también se despachó con dos pases de anotación ante una defensa que no tuvo ningún tipo de respuesta. En la posición de QB deberá seguir Stafford o bien salir a buscar un reemplazante, ya que ni Daniel ni Blough parecen estar en condiciones de tomar la posta en los años venideros. El desafío será reacomodar las piezas específicas que Patricia trajo para su defensa.

Y un día se le acabó la suerte a los Eagles. El equipo de Doug Pederson finalmente quedó eliminado tras recibir una contundente derrota de parte de los Cowboys. Jalen Hurts (411 yardas totales, touchdown y tres turnovers) no tuvo su mejor actuación. La defensa, por su parte, permitió 37 puntos y 513 yardas a un ataque de Dallas que funcionó por todos lados: Zeke Elliott hizo 100 yardas por segunda vez en la campaña, el trío de Cooper, Gallup y Lamb acumuló más de 300 yardas y cuatro touchdowns, y Andy Dalton (22/30, 377 yardas, tres touchdowns e intercepción) tuvo uno de los mejores partidos de su carrera. A Philadelphia ahora le toca enfrentarse a Washington en el último Sunday Night Football de la temporada, un partido que puede decidir al nuevo campeón de la NFC Este.

Segunda victoria consecutiva para este conjunto que participó en uno de los pocos partidos del fin de semana que no tenían implicancia alguna en los playoffs pero que modificó el orden del top-5 del próximo draft. Con la victoria, Cincinnati subió dos escalones y se coloca en el quinto puesto. Esto demuestra que los jugadores de este equipo no piensan en absoluto en el draft, sino en terminar de manera sólida la temporada. Es cierto que del otro lado estaba Houston que tiene un sinfín de problemas pero la victoria es igual de meritoria. Dicho esto, con el triunfo, Joe Burrow pudo haber perdido a su OT1, Penei Sewell.

Nueva derrota ante un rival que a priori asomaba como accesible. Es una lástima que jugadores como Deshaun Watson o JJ Watt tengan que transcurrir este año en una franquicia que realmente ha mostrado poco. Hoy los Texans tendrían el tercer pick global del draft, pero producto del trade de Tunsil ahora pertenece a Miami, por lo que no hay atenuantes. La buena noticia es que la salida de O’Brien traerá aire fresco a una franquicia que deberá reencontrarse con la motivación (JJ habló de esto en conferencia) para resurgir el año próximo y volver a ser protagonista en su división.

Sorpresivo partido de Atlanta, que le peleó cabeza a cabeza a los Chiefs y se quedó a un gol de campo de empatar el partido. Matt Ryan (27/35, 300 yardas y dos touchdowns) se cargó el ataque al hombro y cumplió, e incluso dejó a su equipo en posición de ganar. Sin embargo, la defensa, que había hecho un gran trabajo limitando a Patrick Mahomes, no pudo evitar que este hiciera avanzar a su equipo y consiguiera la anotación con menos de dos minutos por jugar. Más allá del resultado adverso, hay que destacar la actitud y el nivel de los Falcons contra el campeón reinante y el mejor equipo de la liga. Los dirigidos por Raheem Morris ahora viajarán a Tampa Bay para finalizar este año con un enfrentamiento contra los Buccaneers.

No una, sino que ya son dos la victorias al hilo de los Jets, ¿podrá Adam Gase convencer a la gerencia de renovar un año más?. Había mucha decepción en Nueva York por no poder quedarse con Lawrence, pero ahora la franquicia tiene muchas opciones a disposición para seguir completando un roster que no es tan malo como algunos piensan, ya que cuenta con piezas jóvenes y relevantes en lugares clave que podría hacer menos dolorosa la transición. Queda un último partido frente a los Pats, y se podrían dar el gusto de vencer a un rival divisional este año, algo que hasta hace un par de semanas parecía impensado.

14 son ahora las derrotas consecutivas, pero pareciera que las derrotas son cada vez más contundentes. Salvo que algo extraño ocurra, el 2021 de los Jaguars iniciará con un nuevo GM, un nuevo HC y con Trevor Lawrence como futuro mariscal de la franquicia. El último partido no tendrá nada en juego para los de la Florida, pero se podrían dar el gusto de amargarle el pase a playoff a los Colts, rival divisional que está en plena pelea por quedarse con el título divisional.


Iván Lerro

Iván Lerro

Redactor y columnista. De Rosario, Argentina. Miro NFL desde el 2012, heredado por mi viejo. Amante de las ofensivas explosivas. Siendo Cowboy, no paro de renegar pero disfruto muchísimo este deporte. Lo vi en persona, y aseguro que lo disfrutas el doble. Me fascina no solo la liga en sí misma, sino todo lo que la rodea. Al día de hoy sigo tratando de convencer a mis amigos de que miren NFL.


Nicolás Pérez

Nicolás Pérez

Desde hace algunos años me podés encontrar en NFL Argentina en Twitter comentando partidos, y ahora me sumo a No Huddle para aportar mi granito de arena y ayudar a convertirlo en el medio líder en el deporte. Me volví aficionado al fútbol americano por casualidad, cuando me topé con el Super Bowl XLVI mientras hacía zapping una noche de verano. Tras aquel partido, comencé a seguir a los Patriots, a quienes les tuve simpatía porque perdieron en esa oportunidad. Pensé que era una buena opción, hasta que poco después me enteré que eran los más ganadores del momento... terminó siendo una gran decisión.


Alejo Vidal

Alejo Vidal

Economista de carrera, escritor por pasión. A los diez años mi viejo me regaló la 13 de Dan Marino y desde entonces el aqua y naranja corre por mis venas. Después de algunas temporadas de amor/odio, el deporte se convirtió en casi una obsesión. Me encanta analizar los Xs & Os y puedo invertir fácil 20 minutos de mi día mirando una sola jugada.


Cristian Saban

Cristian Saban

Cruzo el charco digitalmente hablando. Español, de Cádiz. Informático y diseñador gráfico autodidacta. De los Bears, no sé aún por qué. Ilusionando y agradecido de pertenecer a la familia de No Huddle.


Tribet