Tribet

Necesidades de cara al Draft 2021: Denver Broncos

15 de Abril de 2021
Vic Fangio deberá encontrar una fórmula ganadora esta temporada, o podría encontrarse buscando nuevos horizontes en 2022. Foto: USA Today

Entramos en el mes de abril y se acerca una de las fechas clave en el calendario de la NFL: el draft. En No Huddle vamos a analizar las necesidades primarias que tendrán cada una de las franquicias de cara al jueves 29. En este caso, los Denver Broncos.

Los Broncos fueron uno de los equipos que llegaban con mayor hype a la temporada 2020: una ofensiva que lucía explosiva en el perímetro y backfield, combinada con un QB que había demostrado buenas actuaciones sobre el final de su año de novato hacían ilusionar a varios que podrían pelear un lugar en playoffs. A este combo de buenas noticias se sumaba, además, la fuerza defensiva a partir de las figuras de Von Miller y Bradley Chubb. Sin embargo, las lesiones y algunas malas performances individuales ahogaron rápidamente a los de Vic Vangio en una campaña desilusionante.

Este 2021 se renuevan las esperanzas y quizás sea la última oportunidad del entrenador de demostrar que puede armar un equipo competitivo, o ya tendrá que buscar nuevos horizontes. El GM George Paton será responsable en buena medida de encontrar las piezas faltantes, sobre todo ahora que John Elway, dueño de la franquicia, declaró haberse alejado de las decisiones del armado del roster.

El quid de la cuestión: QB

La primera pregunta que deberán realizarse en Colorado: ¿es Drew Lock un mariscal con el talento suficiente para llevar a los Broncos a lo más alto de la AFC Oeste? Es injusto e imposible pretender que alcance el nivel de Mahomes, pero sí se le debería poder pedir que, en un entorno adecuado, sea capaz de derrotar a los Chiefs. El final de su temporada de novato mostró cosas prometedoras, pero en 2020 no estuvo a la altura de las expectativas, aunque es cierto, las lesiones propias y ajenas no contribuyeron a poder medir todo su potencial.

En la offseason, Denver estuvo ligado con rumores a trades por mariscales veteranos y ya probados. La duda pasa, entonces, por saber si están dispuestos a volver a buscar en el draft, o prefieren darle un año más a Lock. La respuesta, posiblemente, la tendremos cuando se realicen los primeros picks.

Asumiendo que Justin Fields o Trey Lance estén disponibles para las elecciones #6 o #7 (antes de Carolina), ¿podría Payton subir a buscar a un jugador de su paladar? Incluso sería válido preguntarse si Mac Jones en el lugar #9 podría ser adecuado. Lo que está claro es que esta clase de QBs tiene un talento histórico en términos de cantidad de prospectos, y dejar pasar la posibilidad de tomar uno de ellos estando tan cerca puede tener consecuencias de largo plazo.

El fondo de la defensa: CB

Silenciosamente, Denver fue uno de los ganadores en la temporada baja, y eso a partir de dos firmas fundamentales. Por un lado, el contrato a largo plazo del safety Justin Simmons, quizás el mejor en su posición y capaz de jugar en casi cualquier lugar de la secundaria. Por el otro, la firma de Kyle Fuller, un CB de jerarquía que cubre una de las necesidades más imperiosas tras el paso amargo de A.J. Bouye por Colorado. A todo esto habría que sumarle las incorporaciones hace un año de Bryce Callahan y Michael Ojumedia, que aportan profundidad, pero no son el prototipo de lockdown CB.

Si bien no es necesidad pura y dura, tomar el mejor esquinero disponible con el pick #9 debería estar entre las opciones de Broncos, que posiblemente tengan todos los jugadores de esta posición a su elección. Aquí se destacan los nombres de Caleb Farley (Virginia Tech), Patrick Surtain II (Alabama) o Jaycee Horn (South Carolina). Ahora bien, si dicidieran esperar al segundo día, Greg Newsome (Northwestern) o Eric Stokes (Georgia) son las alternativas más prometedoras para el perímetro.

La combinación de una secundaria sólida con un front seven potente, y Von Miller de vuelta en su mejor versión, puede ser la respuesta defensiva que Vic Fangio necesita para atormentar a Mahomes, Herbert y Carr.

El alma de la defensa: ILB

Una defensa que posiblemente tiene uno de los mejores combos de OLB en Von Miller y Bradley Chubb necesita mejorar en su interior. Alexander Johnson y Josey Jewell han sido jugadores promedio y eficientes, con más de 100 tackles cada uno en el pasado año, pero la unidad se vería muy mejorada si existiera ese linebacker interior que pueda estar en los tres downs para caer en cobertura, jugar contra la carrera y generar carga sobre el mariscal rival.

Con el pick #9 posiblemente estén viendo la posibilidad de llevarse a Micah Parsons, uno de los mejores talentos del draft si no contemplamos el valor posicional. Parsons traería un renovado dinamismo a la defensa y permitiría jugar con mayor libertad al resto de la línea. Opciones para el segundo día podrían ser Baron Browning (Ohio State), Zaven Collins (Tulsa) o Jabril Cox (LSU).

En resumen, si la discusión por el QB está saldada y Drew Lock tendrá una nueva oportunidad, entonces es posible que veamos un draft con carácter defensivo para los Broncos, atacando las posiciones de CB y ILB de forma más temprana que tarde. Ahora bien, si persisten las dudas sobre el exproducto de Missouri, entonces no llamaría la atención ver o escuchar algún intento por subir a buscar el jugador de su preferencia en la posición.

Denver perdió parte del hype que gozaba cuando iniciábamos la temporada 2020, pero todo ese talento sigue estando allí, y con las piezas correctas puede volver a posicionarse como uno de los contendientes a playoffs.


Alejo Vidal

Alejo Vidal

Economista de carrera, escritor por pasión. A los diez años mi viejo me regaló la 13 de Dan Marino y desde entonces el aqua y naranja corre por mis venas. Después de algunas temporadas de amor/odio, el deporte se convirtió en casi una obsesión. Me encanta analizar los Xs & Os y puedo invertir fácil 20 minutos de mi día mirando una sola jugada.


Tribet