Tribet

Coaching tree: Mike Vrabel, Josh McDaniels

Dom 14 Jun, 2020 - 13:23hs
Mike Vrabel es uno de los discipulos de Bill Belichick. Foto: bostonglobe.com

Llego el turno de dos jóvenes alumnos de Bill Belichick que pueden tener un gran futuro como como entrenadores en la NFL.

Mike Vrabel

Antes de ingresar a la NFL, Vrabel fue coordinador defensivo durante dos temporadas de la universidad de la cual había egresado, los Buckeyes de Ohio State. Estas le sirvieron de aprendizaje y de conocimiento para lo que se le venía posteriormente.

Mike Vrabel tiene 44 años e inició su carrera dentro del staff de entrenadores en el año 2014 cuando fue contratado por los Houston Texans para ser el coordinador de linebackers. Función que cumplió hasta el 2017 cuando fue promovido por parte de Bill O´Brien a coordinador defensivo de la franquicia. Esta tarea solo la realizó en una campaña ya que al año siguiente fue contratado por los Tennessee Titans para ser el entrenador en jefe de la franquicia.

Jon Robinson, gerente general de los Titans, vislumbraba semejanzas con Bill Belichick y por esa razón no quiso perder tiempo, lo firmó inmediatamente. A pesar de que no tenía experiencia en el cargo de HC, además que en su único año como coordinador defensivo su equipo culminó con un record de 4-12

Si bien nunca estuvo bajo la tutela del “monje negro” en cuanto a la asistencia técnica, lideró la defensiva de Belichick dentro del campo de juego durante ocho campañas, esto lo hace ser su discípulo de manera indiscutida.

Su impacto en la franquicia de Tennessee fue inmediata. Sin contar con jugadores descollantes, pero con un estilo de juego definido y adaptado a su plantilla (100% estilo Patriots) logró obtener records positivos en ambas campañas (9-7) al mando de los Titans. En la última pudo ingresar a los playoffs y llegar hasta la final de Conferencia donde perdió con los Kansas City Chiefs, luego de tener una ventaja de 10 puntos.

Para agregar a su palmares, vale mencionar que para alcanzar esa final tuvo que vencer a los Patriots en el Gillete Stadium, y a los principales candidatos de la AFC, los Ravens de Baltimore también en casa ajena, y lo hizo de manera categórica. En este último juego impusó una defensiva espectacular y le forzó cuatro perdidas de balón al MVP de la temporada, Lamar Jackson.

Además, durante su mando demostró mucho liderazgo y no le tiembla el pulso si debe tomar medidas extremas. Tal es el caso, que durante el 2019 mandó a la banca a su mariscal, hasta entonces titular, Marcus Mariota y en su lugar puso al ex Dolphins, Ryan Tannehill, y este movimiento le rindió muchos dividendos.

Sin dudas, y a pesar de su inexperiencia, Vrabel evidenció que es un gran entrenador en jefe, con un futuro sumamente prometedor y con gran personalidad. Vale comentar que durante sus comandos un coordinador suyo fue promovido a head coach otro equipo. Estamos hablando de Matt LaFleur, que paso de ser asistente ofensivo de Vrabel a liderar la emblemática franquicia de los Green Bay Packers.

Josh McDaniels

Al igual que Mike Vrabel, Josh McDaniels tiene 44 años, no obstante a diferencia del coach de los Titans, su experiencia en los costados del campo de juego tiene casi 20 años de recorrido.

Comenzó en el 2001 como asistente personal de los entrenadores en New England Patriots, a partir de ahí su carrera siguió en continuo ascenso dentro de la franquicia de Boston. En el 2002 y por dos campañas fue asistente defensivo de los Pats. En el 2004 paso a ser entrenador de mariscales de campo y al año siguiente, además de continuar como coach de Tom Brady, comenzó a coordinar toda la ofensiva del equipo multicampeón. Fue el artífice y dictaba las jugadas de ataque en el equipo récord de 2007. Recordemos que esa ofensiva totalizó 75 anotaciones y 589 puntos, estadísticas históricas en la NFL.

En el 2009, fue contratado por los Denver Broncos para ser un entrenador en jefe. Este experimento duró solo dos temporadas. En su estancia en Denver compartió igual cantidad de triunfos y derrotas. En su segunda campaña, después de perder nueve juegos de doce disputados  fue despedido por la franquicia del estado de Colorado. Esta seria la unica experiencia liderando como HC a un equipo.

En el 2011, fue coordinador ofensivo de Steve Spagnuolo en los Rams, pero esa travesía culminó rápidamente ya que luego de sucumbir en 14 juegos, el equipo de Saint Louis prescindió de sus servicios. En 2012, volvió a estar bajo el ala del Belichick para desempeñarse en la misma labor que tenía antes de irse en el 2008, entrenador de QBs y coordinador ofensivo. Tareas que continúa manteniendo hasta la fecha, y que ha demostrado que lo puede manejar "de taquito".

Josh McDaniels ha sido el coordinador ofensivo de Bill Belichick por mas de una decada. Foto: bostonherald.com

Este 2020, será un gran exámen para McDaniels y todos sus colaboradores. Primero porque es la primera vez que no contará con Tom Brady desde que él dirige el ataque. Si bien en el 2008, tampoco jugo Brady (se rompió los ligamentos en un partido de pretemporada), se sabía que esa situación era provisoria. Segundo, porque deberá adaptar su playbook para un QB nuevo, que seguramente tendrá más movilidad que Brady pero que no posee la misma calidad de este. Y tercero, tendrá que demostrar que la ofensiva no era producto de la jerarquía del esposo de Giselle Bundchen, sino mérito de su libro de jugadas.

En 2018 fue elegido para ser el entrenador en jefe de los Colts, él y la franquicia de Indianapolis tenían un acuerdo verbal asegurado, sin embargo Robert Kraft y compañía dieron vuelta esta decisión y lograron retenerlo para que siga en sus filas.

Para finalizar podemos decir que dentro de su currículum, fue quien decidió las jugadas ofensivas en cuatro de los seis SuperBowls que logró New England Patriots durante este siglo.


Christian Torres

Christian Torres

Miro NFL hace más de 25 años. En No Huddle puedo aportar experiencia tanto fuera como dentro del emparrillado, ya que practiqué el deporte por 15 años. Me encanta hablar y escribir de la actualidad de los equipos y sobre lo que podrían mejorar para que eleven su nivel de juego. En la NFL no gana el jugador más talentoso, sino el más inteligente. Amante de las ofensivas largas y de las defensivas dominantes.


Tribet