Tribet

Fix the franchise: Philadelphia Eagles

3 de Marzo de 2021
Con Doug Pederson y Carson Wentz fuera de Philly, hay muchas dudas sobre el futuro de los Eagles (Foto: Getty Images)

Ya entramos de lleno en modo offseason, pero la NFL no nos da descanso. Por esa razón es que iniciamos esta serie de notas en las que, como dice el título, intentaremos descifrar qué fue lo que no les funcionó a las franquicias la temporada pasada y, por qué no, también encontrar soluciones para mejorar en el corto y mediano plazo. Hoy: Philadelphia Eagles.

No hay forma de ser suaves o intentar atenuar: la temporada 2020 fue un completo y absoluto desastre para Philadelphia en prácticamente todos los aspectos. Un equipo que venía de tres años consecutivos clasificando a playoffs y que ganó el Super Bowl hace tan solo tres veranos, hoy está hundido.

Todas las certezas que tenía la franquicia a principio del año 2020, hoy son grandes interrogantes: Carson Wentz era el QB franquicia, fue pagado como tal y hoy está en Indianápolis, mientras que Doug Pederson, el entrenador que trajó el primer trofeo Vince Lombardi a South Philly, ya se encuentra fuera de la ciudad y sin trabajo.

Un año para el olvido

Encarguémonos primero del elefante en la sala. Sí, Carson Wentz jugó mal la pasada campaña. Por momentos muy mal, por momentos de manera aceptable, pero nunca volvió al nivel con el que había terminado el 2019. Pero creer que toda la desastrosa temporada de Philadelphia fue responsabilidad suya sería completamente falso. No hay justificaciones para con él porque en casi todas las estadísticas disponibles fue uno de los peores mariscales titulares, pero si se pone en contexto el talento ofensivo (o mejor dicho, la falta de), quizás se pueda entender por qué hoy los Colts apuestan por él en una situación mucho mejor.

Primero hay que caer en el armado del plantel por parte del GM Howie Roseman, quien apostó por un equipo viejo y muy caro. Si bien se drafteó a Jalen Reagor (WR, TCU) en la primera ronda, el resto de opciones eran un DeSean Jackson que tuvo, otra vez, una temporada llena de lesiones, un Alshon Jefferey que se perdió más de la mitad del año lesionado y que cuando jugó no ofreció absolutamente nada, un Greg Ward que no es nada del otro mundo como receptor en el slot y una camada de rookies de rondas bajas o directamente, undrafteds.

La línea ofensiva también fue un infierno. Entre muchísimas lesiones, los Eagles presentaron 14 diferentes combinaciones de linieros en 16 partidos. ¿Quién puede triunfar en una situación así? Miles Sanders tuvo una temporada aceptable pero, a pesar de eso, fue uno de los peores corredores atrapando pases, Zach Ertz (otro que parece que tiene los días contados) se pasó buena parte de la campaña lesionado y cuando estuvo en el campo no fue factor, pero quizás lo peor de todo fue la decisión de Roseman de draftear en segunda ronda (en vez de agregar talento joven en un plantel veterano) a Jalen Hurts, movimiento que por un lado destrozó la confianza de Wentz y, por el otro, terminó haciendo añicos la relación QB-franquicia.

Jalen Hurts es hoy el QB1 en Philadelphia, aunque hay muchas dudas sobre él (Foto: USA Today)

Cuando jugó, Hurts no demostró nada del otro mundo. Es un grandísimo atleta y eso se notó, pero en las estadisticas como pasador rankeó como el peor QB en casi todas ellas. Aun así dejó algunas pinceladas y flashes desde donde el nuevo entrenador, Nick Sirianni, excoordinador ofensivo en Indianápolis, puede construir. Por eso es que el egresado de Oklahoma se merece una oportunidad para competir por el lugar de titular, pero no lo tiene asegurado. Con solamente 22 años, queda la remota posibilidad de que se transforme en un mariscal competente, aunque es muy difícil imaginar algo más que eso.

En el lado defensivo se hizo una fuerte apuesta para traer vía trade a Darius Slay y la verdad que su rendimiento fue más que aceptable, pero con compañeros de secundaria como Avonte Maddox, Nickell Robey-Coleman o Cre'Von LeBlanc, los Eagles sufrieron mucho contra el pase. La otra incorporación importante fue la de Javeon Hargrave, tackle defensivo ex Steelers, que si bien rindió aceptablemente, se esperaba mucho más de alguien al que se le está pagando tanto. El cuerpo de linebackers fue por muchas semanas el peor de toda la NFL, pero la aparición de Alex Singleton fue de lo poco positivo del último año.

Si algo queda claro es que Nick Sirianni y Howie Roseman, a quien muchos lo querían fuera pero fue capaz de convencer al dueño de darle un año más para solucionar el desastre que hizo, tienen un trabajo difícil de reconstrucción. Philadelphia es el segundo equipo con menos espacio salarial de la liga, lo que significa un margen de maniobra prácticamente nulo incluso después de hacer cortes, además de tener que absorber 30 millones por el contrato de Wentz.

Agencia libre

Como decíamos antes, al tener casi nulo espacio salarial, salir a buscar grandes agentes libres es prácticamente imposible y tampoco tienen muchos jugadores importantes para renovar. Por ahora ya se ha cortado a DeSean Jackson, Malik Jackson y Alshon Jeffery y se prevé el inminente trade de Zach Ertz, pero no es suficiente para estar en números positivos, por lo que se esperan más cortes, reestructuraciones y trades.

En este contexto, Philadelphia deberá buscar jugadores baratos que, sin ser estrellas, puedan cumplir sus roles en posiciones claves. Tal vez nombres relacionados al pasado de Sirianni, no sólo en Colts sino también en San Diego/Los Angeles Chargers, como el receptor Tyrell Williams, recientemente cortado por los Raiders, o Xavier Rhodes, ex Indianápolis.

Pero si hay algo seguro es que pinta para ser una agencia libre sin mucho movimiento en Philly en cuanto a llegadas, jugadores jóvenes que busquen probar su capacidad o veteranos que finalicen su carrera. El puesto donde puede haber algún movimiento de peso puede ser el de mariscal, con alguien experimentado que compita con Hurts y sea una especie de jugador-entrenador. Quién te dice que Ryan Fitzpatrick y su Fitzmagic no se hagan una parada por Philadelphia el próximo año...

Draft

Si Ja'Marr Chase está disponible, los Eagles no dudarán en seleccionarlo (Foto: CBS Sports)

La gran pregunta de hoy es: ¿draftearán los Eagles a un QB? Para mí no. Este año le darán la oportunidad a Hurts de pelear el puesto de titular con un QB veterano e intentarán rodearlo con el mejor talento disponible, pero si uno del tándem Zack Wilson - Justin Fields cae hasta la selección seis, sería necio no tomarlo para quedarse con Jalen, ya que ambos muestran mucho más potencial que el joven ex Alabama y Oklahoma. Si se da la situación lógica, las opciones son amplias. Todo el mundo espera que en primera ronda elijan a un receptor abierto: DeVonta Smith y Ja'Marr Chase son nombres demasiado interesantes como para dejar pasar, aunque no hay que descartar a otros como Penei Sewell, Kyle Pitts o Patrick Surtain III.

Con las rondas intermedias lo más obvio sería reforzar la línea ofensiva y la secundaria. Allí aparecerían nombres interesantes como Erick Stokes, Asante Samuel Jr., Tyson Campbell, Creed Humphrey, Wyatt Davis o Ben Cleveland. Hay que decir que, debido al intercambio por Wentz, los Eagles cuentan con una selección extra en tercera ronda, algo valioso para un equipo cuya única forma de reconstruir hoy es mediante el draft.

A pesar de la cantidad de talento disponible, el momento de Philadelphia deja muchísimo que desear y genera dudas para todos los fanáticos. Desde el draft de 2014 hasta el de 2020, los Eagles han seleccionado sólo dos Pro Bowlers (Wentz y Sanders), de quienes uno ya no está en el equipo, además de haber pasado de grandes figuras como Justin Jefferson, DK Metcalf, Eddie Jackson o Aaron Jones. Veremos si la llegada de Sirianni ayuda en esta faceta, aunque tendrá un trabajo muy difícil en sus manos.

Todo parece indicar que este 2021 dependerá de lo que haga Jalen Hurts. Si se puede convertir en un mariscal aceptable que con el acompañamiento indicado pueda competir, entonces los Eagles serán un equipo que, en una división débil, podrán dar pelea por llegar a playoffs. Si en cambio, Hurts continúa en la línea de ser un mal pasador y no muestra desarrollo, con un pick alto elegirán a otro QB en el futuro. Lo que es seguro es que están lejos de ser contenders.

Más de Fix the Franchise:

Dallas Cowboys

Houston Texans

New England Patriots

New York Jets


Ramón Arce

Ramón Arce

Más de la mitad de mi vida siguiendo la NFL, gracias a Martín Gramática y al Backyard Football de GameBoy. De Philadelphia como Brian Dawkins y Brandon Graham. Una vez que le agarré la costumbre a escribir y analizar, nunca lo pude dejar, pero lo que más me apasiona es explicar y hablar de football.


Tribet