Power Rankings Offseason: Puestos 32 al 25

24 de Mayo de 2021

Nueva temporada, nuevos objetivos. Los rosters son, en su gran mayoría, diferentes a lo que fueron a finales de la temporada pasada y con ellos ingresa una nueva camada de rookies. 

La agencia libre y el Draft quedaron atrás, para dar comienzo a los trabajos de pretemporada y desde No Huddle haremos un repaso del Power Ranking de acuerdo a cómo actuaron las franquicias desde que terminó la temporada regular, al día de hoy.

En esta primera edición, conocerás a los puestos 32 al 25 del ranking. 

Friendly reminder: No odiamos a tu equipo. Solo queremos hacerte enojar. 

El futuro de Deshaun Watson es incierto dentro de la NFL dadas las acusaciones que enfrenta en la justicia, pero lo que parece confirmado es que no jugará en los Texans en 2021. El equipo se reforzó en la posición por medio de la temporada baja (Tyrod Taylor y Ryan Finely) y por el draft (Davis Mills) por lo que habrá competencia por ver quién toma las riendas en esta nueva era. El otro jugador icónico, JJ Watt, también se fue del equipo y hoy no parece claro quién tomará el rol de liderazgo, tanto en defensa como en ataque.

Franquicia en plena reconstrucción que trajo muchos jugadores en temporada baja pero mantiene un futuro tremendamente incierto, con poco que pueda hacer ilusionar con una gran temporada. Quizás hoy la mejor opción sea pensar en el primer pick global de 2022, algo totalmente impensado hace tan sólo un par de años.

El cambio de Adam Gase a Robert Saleh representa posiblemente una de las mayores mejoras dentro de los coaching staff de la NFL. Dicho esto, la mitad verde de la Gran Manzana tiene un equipo joven y todavía en construcción. La línea ofensiva sigue sumando mejoras y Alijah Vera Tucker será clave, pero el lado derecho es aún una debilidad, sobre todo porque deberá defender a un novato en Zach Wilson que deberá probar su talento en la liga. Atentos, porque si bien su juego fue excelente en BYU, no siempre fue el mejor en lo que refiere a toma de decisiones, con lo cual le puede costar la adaptación.

En defensa aún no hay respuestas para una secundaria que deberá enfrentar a una AFC Este que se vuelve cada vez más competitiva con buenos jugadores en la posición de QB y WR. La apuesta deberá ser al desarrollo de talento para que en 2022 esta franquicia pueda volver a competir en lo más alto.

Los Lions son un equipo en plena reconstrucción pero que tienen ciertos condimentos para ilusionarse con permanecer competitivos en esta nueva temporada. Por un lado, la llegada de Goff a cambio de selecciones de primera ronda provee cierta estabilidad en la posición tras la salida de Stafford, pero deberá trabajar con cuerpo de receptores mediocre, aunque suficiente cuando se agrega la presencia de TJ Hockenson. En segundo lugar, el equipo tiene una muy buena línea ofensiva tras agregar a Pennei Sewell, uno de los mejores prospectos en la posición del último año.

Del lado defensivo hay varias falencias, pero si algunos jugadores logran revertir la imagen tras varios años del HC Matt Patricia (que no supo encontrare la vuelta al equipo) puede tener cosas interesantes en Trey Flowers, Jeff Okudah y Michael Brockers. La reconstrucción recién comienza, pero los Lions no serán un equipo fácil para el resto de la división.

Con el primer pick global se quedaron con Trevor Lawrence, quien promete ser uno de los próximos talentos generacionales de la liga. Ahora dependerá del HC Urban Meyer que el QB tenga una fácil transición a los domingos y que pueda explotar todo su potencial para dejar atrás varios años consecutivos de mala calidad en la posición.

Los de Jacksonville completaron varias posiciones de necesidad entre la temporada baja y el draft aunque todavía el roster tiene algunos puntos flacos, además de tener que generar buena química entre los recién llegados y el nuevo entrenador. El equipo de la Florida tiene con qué ilusionarse, pero posiblemente podamos empezar a ver todo su potencial recién a partir de 2022.

La era Arthur Smith comenzó con incertidumbre, en medio de los rumores sobre una posible salida de Matt Ryan de la franquicia en la que pasó toda su carrera. Bueno, todo eso quedó en la nada. Ryan sigue siendo el QB1 y la selección de Kyle Pitts, considerado por muchos como el mejor talento del Draft, le da al veterano un arma más para reforzar un juego aéreo que ya era peligroso. Sorprende que Terry Fontenot no haya buscado un corredor más para hacer dupla con Mike Davis, recientemente obtenido desde Carolina.

La defensa sigue siendo una incógnita, pese a que Atlanta buscó ayuda para la secundaria, el eslabón más débil. Sin embargo, los Falcons ganan un puesto respecto al ranking de la semana 17 como voto de confianza.

La mejor adición para esta próxima temporada, es sin lugar a dudas, el regreso de Joe Burrow. El QB de segundo año, viene de una grave lesión en su rodilla que lo dejó fuera del último cuarto de la temporada pasada y según indican fuentes allegadas a la franquicia, se encuentra a tiempo con la recuperación para ser de la partida en la semana 1. 

Asimismo, durante el draft sumaron al WR favorito de JoeyB en LSU, Ja’Marr Chase, pero queda por verse cómo hará la gerencia para protegerlo de las defensivas rivales. A priori, los refuerzos de la línea ofensiva parecen no ser suficientes si quieren conservar a su QB sano.

Philadelphia hizo implosión en el 2020, en medio de una oleada de lesiones y el quiebre de la relación entre Carson Wentz y Doug Pederson. Hoy, Wentz está en otro equipo y Nick Sirianni es el nuevo mandamás de los Eagles. Jalen Hurts ahora tiene ¿competencia? con la llegada de Joe Flacco. El otrora coordinador ofensivo de Indy consiguió dos nuevas piezas para el ataque: DeVonta Smith y Landon Dickerson, compañeros en Alabama.

El ataque será interesante para seguir este año. Sin embargo, resta saber si la línea ofensiva podrá mantenerse consistentemente sana. Además, la secundaria se mantiene como una obra en progreso. Sirianni y Howie Roseman deberán mantener sus cabezas frías y no desesperarse si este año no consiguen el progreso esperado.

Durante la agencia libre, Denver hizo el movimiento que todos esperábamos: fue a buscar un QB. Sin embargo, para sorpresa de propios y extraños, no fue mediante el Draft, sino a través de un trade con Carolina por Teddy Bridgewater. Además, optaron por reforzar la defensa, de manera tal que la unidad recobre ese poderío que los llevó al título en el SB 50. 

El regreso de Von Miller es de los más esperados para esta temporada pero seguramente los ojos estarán puestos en la disputa por la titularidad en la posición de QB entre el mencionado Teddy y Drew Lock. Este último deberá demostrar de qué está hecho si realmente quiere conservar su puesto. Aunque también será importante su actitud ante un eventual trade si Bridgewater gana la disputa.


Iván Lerro

Iván Lerro

Redactor y columnista. De Rosario, Argentina. Miro NFL desde el 2012, heredado por mi viejo. Amante de las ofensivas explosivas. Siendo Cowboy, no paro de renegar pero disfruto muchísimo este deporte. Lo vi en persona, y aseguro que lo disfrutas el doble. Me fascina no solo la liga en sí misma, sino todo lo que la rodea. Al día de hoy sigo tratando de convencer a mis amigos de que miren NFL.


Nicolás Pérez

Nicolás Pérez

Desde hace algunos años me podés encontrar en NFL Argentina en Twitter comentando partidos, y ahora me sumo a No Huddle para aportar mi granito de arena y ayudar a convertirlo en el medio líder en el deporte. Me volví aficionado al fútbol americano por casualidad, cuando me topé con el Super Bowl XLVI mientras hacía zapping una noche de verano. Tras aquel partido, comencé a seguir a los Patriots, a quienes les tuve simpatía porque perdieron en esa oportunidad. Pensé que era una buena opción, hasta que poco después me enteré que eran los más ganadores del momento... terminó siendo una gran decisión.


Alejo Vidal

Alejo Vidal

Economista de carrera, escritor por pasión. A los diez años mi viejo me regaló la 13 de Dan Marino y desde entonces el aqua y naranja corre por mis venas. Después de algunas temporadas de amor/odio, el deporte se convirtió en casi una obsesión. Me encanta analizar los Xs & Os y puedo invertir fácil 20 minutos de mi día mirando una sola jugada.